Intentando lo Imposible | Arte y Cultura
Intentando lo Imposible | Arte y Cultura
7337
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-7337,page-child,parent-pageid-7309,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-3.6.12,vc_responsive
 

Arte y Cultura

Sin grandes desplazamientos. Prácticamente, sin necesidad de utilizar otro transporte que nuestros propios pies. Ejea de los Caballeros acoge en su seno importantes y bellas edificaciones históricas y monumentales.

En la Plaza de España y en las calles Mediavilla y Ramón y Cajal hay muestras de arquitectura civil aragonesa de los siglos XVI a XVIII.

Iglesia de Santa María (románica, siglo XII), con nave única cubierta por bóveda de cañón apuntado, ábside semicircular y un coro de dimensiones monumentales. El exterior es una síntesis de la sencillez del primer románico, porque tiene las arquivoltas y las columnas adosadas decoradas con elementos geométricos y ornamentos florales.
Sobresale el retablo mayor, es de estilo barroco muy abigarrado. Recoge las imágenes de Santa María de la Corona (siglo XIII) y otras coetáneas del propio retablo: San Juan Bautista (el primer patrón de Ejea), San José y San Joaquín Destacables son dos retablos góticos (siglo XV): el de Santa Tecla y los Santos Médicos, y el de la Coronación de la Virgen.
La zona baja del casco histórico está presidida por la iglesia de San Salvador (románico-gótico, siglo XIII). Situada en la plaza de la Magdalena, en un punto estratégico que en otro tiempo daba entrada al recinto amurallado. La torre gótica almenada y los garitones defensivos confieren al conjunto eclesial esa estampa de baluarte militar de la Edad Media.
San Salvador tiene dos portadas historiadas, decoradas con magníficos relieves del taller del “Maestro de Agüero”, donde siempre aparece la sugerente imagen de una bailarina.

El retablo mayor de estilo gótico internacional (siglo XV) es el mejor de este estilo en Aragón y uno de los mejores de España.

La iglesia también tiene ejemplos de arte renacentista, como el coro y el baptisterio, retablos góticos y barrocos y una sillería del siglo XVII. El Cristo de Ardiles, la sillería del coro y el órgano completan un conjunto que fue declarado monumento histórico-artístico en 1931.
La iglesia de Nuestra Señora de la Oliva (barroco popular, siglo XVIII), situada en los extramuros de la villa histórica, fue ermita desde el siglo XIII. La actual fisonomía se concretó en el último tercio del siglo XVIII. En su interior se halla la imagen de la Virgen de la Oliva, patrona de Ejea de los Caballeros y el retablo de la Virgen del Rosario (siglo XVII).
También son importantes los dos lienzos que José Luzán, el maestro de Goya, pintó en el año 1781 (una Inmaculada y un San Antonio de Padua), y otras pinturas de posible influencia goyesca en sus pechinas.
Esta iglesia alberga también dos cuadros, obra de Fra Eustaquio, en torno a los cuales los estudiosos de la historia de la villa han especulado notablemente. La batalla de Luchán y La traída de la imagen de la Virgen de la Oliva (1804), que cuelgan en la actualidad a ambos lados del presbiterio, nos muestran una Ejea de los Caballeros medieval y amurallada, a la que se accedía por la puerta de Zaragoza, junto a la iglesia con claustro de San Salvador. En el interior encontramos un palacio real, que constituyó la mayor de las inversiones de Jaime II en obras civiles en el reino, las iglesias de San Juan y Abadía, Santa María y de la Oliva, el convento de San Francisco y el barrio del Cuco.
A lo largo de las calles Mediavilla, Ramón y Cajal, Herrerías, plaza de España y Larena entre otras, tenemos la oportunidad de observar numerosas casas palaciegas. Algunas muy interesantes, siguen los modelos de la arquitectura aragonesa, que abarca un período amplio: desde el siglo XVI hasta el XVIII.
En la plaza de España, centro neurálgico de la Ejea medieval, de sus edificios, todos de ladrillo, destaca el antiguo ayuntamiento, con decoraciones neoclásicas en la fachada.
El término municipal reúne otros monumentos, como la iglesia de Nuestra Señora de Añesa (románica, siglo XII), San Miguel de Rivas (barroco, siglo XVIII) y la iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza de Farasdués (gótico-renacentista, siglo XVI).

La oferta cultural de Ejea de los Caballeros es una de las más importantes de Aragón.

Ejea de los Caballeros es la primera ciudad española de más de 10.000 habitantes en dotación de equipamientos socioculturales. Existe una amplia oferta de programación cultural en cada una de las estaciones del año. Teatro, música, cine, danza, folclore, espectáculos para niños, divertimento para los mayores, exposiciones. Todo para alimentar el alma de las personas.

Eventos culturales de proyección nacional como el Certamen Coral de Ejea. Museos de magnitud europea como Aquagraria. Una planificación anual de formación sociocutural que abarca a todos los gustos. Lugares para el reencuentro con la historia local como Espacio Espiral. Más de 800 personas estudiando en la Casa de la Música. Ejea de los Caballeros, la dama de la cultura.